Inicio
PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
Confaes Confaes Confaes Confaes Confaes Confaes
» ACTUALIDAD
29/11/2019
LA PREVENCIÓN DE LOS RIESGOS LABORALES EN EL SECTOR DEL COMERCIO MINORISTA

Llega la época de las compras por excelencia. El pistoletazo de salida se da con el Black Friday y es un no parar entre las compras de Navidad y las Rebajas.

Por esto, vamos a repasar los principales riesgos y medidas preventivas en el sector del comercio minorista, no obstante, no deben considerarse de forma cerrada dada la amplitud y variedad de comercios, sino que debemos adaptarlas a nuestra actividad (textil, carnicería, pescadería, perfumería, juguetería…), así como a las propias condiciones de nuestro establecimiento.

Resulta evidente que normas básicas en prevención como son el orden y la limpieza, o el confort acústico, además de mejorar las condiciones de trabajo, contribuirán sin duda a mejorar la imagen de nuestro negocio de cara a nuestros clientes.

Para analizar los riesgos laborales relativos a este sector, los vamos a diferenciar en dos tipos:

  • Riesgos generales: son aquellos que no son específicos de ninguna categoría concreta dentro del sector, sino que pueden estar presentes y son comunes dentro de todo el comercio.
  • Riesgos específicos: son aquellos que se presentan en categorías o actividades propias del sector.

 

RIESGOS GENERALES

CAÍDAS AL MISMO NIVEL

Son frecuentes los accidentes por caída al mismo nivel debido a resbalones, tropezones, etc.

Para evitarlos se deben tener en cuenta, entre otras, las siguientes recomendaciones de seguridad:

  • Las zonas de paso deben estar libres de obstáculos. 
  • Evitar que los cables eléctricos de máquinas registradoras, básculas, teléfono, etc. estén situados en zonas de paso. 
  • En el caso de que se produzcan derrames, éstos deben ser limpiados rápidamente evitando posibles resbalones.
  • Debe evitarse la presencia de irregularidades en el suelo que puedan originar caídas: baldosas sueltas, bordes de moqueta levantados, etc.
  • Cuando los suelos estén en condiciones especialmente resbaladizas (por ejemplo suelos recién fregados o recién encerados), es conveniente advertir dichas circunstancias mediante señalización adecuada. 

 

CAÍDAS A DISTINTO NIVEL

Un elevado número de accidentes en el comercio, ocurren al intentar localizar o reponer productos en los niveles superiores de las estanterías.

Para evitar este riesgo se recomienda:

  • Utilizar siempre escaleras de mano o medios adecuados, y usarlos de forma segura.
  • Evitar accesos improvisados, como pilas de cajones, sillas, mesas o radiadores. No trepar por las estanterías.
  • Verificar el buen estado de conservación de las escaleras antes de cada uso.
  • Fijar la escalera de forma segura con puntos de apoyo antideslizantes para que la escalera no resbale por su base o por el apoyo superior.
  • No colocar la escalera delante de puertas, a menos que no bloquee su apertura o que otra persona la controle.
  • Utilizar la escalera apropiada para cada trabajo y altura a alcanzar.
  • Si el trabajo requiere un desplazamiento lateral, desplazar la escalera.
  • Cuando transporte la escalera hay que actuar con precaución para evitar golpear a otras personas.
  • No utilizar las escaleras de tijera como escaleras de apoyo.

Si nuestro comercio tiene escaleras fijas, se deben tener ciertas precauciones evitando caídas:

  • Mantener la escalera en un correcto estado de orden y limpieza, sin objetos que puedan obstaculizar el paso, ni substancias que provoquen resbalones.
  • Arreglar cualquier desperfecto o situación insegura.
  • No circular demasiado deprisa, ni cargado con excesivo volumen que le quite visión, y/o le desequilibre.

 

GOLPES CONTRA OBJETOS

Algunos muy comunes se dan por golpes contra las puertas. Diferentes tipos de puertas pueden provocar distintos tipos de accidente:

  • Puertas acristaladas:señalización, mediante un círculo adhesivo u otro tipo de señal, para advertir de la existencia del cristal.
  • Puertas de vaivén: abrir con precaución y prestar atención en no golpear a nadie situado al otro lado de la puerta.
  • Puertas giratorias: girar suavemente y con prudencia. No gastar bromas con ellas, un golpe puede ser muy grave.
  • Puertas de dimensiones reducidas: Para evitar golpes de cabeza contra el dintel conviene colocar algún tipo de acolchado y señalizar mediante franjas amarillas y negras.
  • Puertas de emergencia: No almacenar objetos delante de estas puertas y mantenga limpio y libre su acceso. Conviene que las puertas abran hacia fuera y estén bien señalizadas.

Además hay que asegurar y utilizar correctamente las estanterías y armarios para evitar accidentes.

  • Es recomendable fijar el armario o estantería al suelo o a la pared, o incluso entre sí, para mejorar su estabilidad y evitar su basculamiento.
  • Repartir el peso entre los cajones, aprovechando toda su profundidad.
  • Las estanterías dedicadas al almacenamiento deberán tener topes fijos o móviles que impidan la caída de los objetos almacenados. Los cajones deben disponer de topes que impidan su salida accidental de la guía.
  • Es importante corregir cualquier situación insegura que observe en armarios o estanterías.

El orden y limpieza del establecimiento para evitar golpes con cualquier objeto que esté fuera de su lugar.

 

ORDEN Y LIMPIEZA

El orden y la limpieza forman parte de nuestro trabajo, debemos cuidar que nuestro puesto de trabajo esté limpio, no haya cosas innecesarias y que todas las necesarias estén en su sitio.

  • Colocar todos los utensilios y productos (tijeras, alfileres, cuchillos...) en armarios, estantes, cajones adecuados, todo debe resultar fácilmente accesible, hay que guardar los objetos punzantes de forma que no provoquen ningún tipo de accidente.
  • Dejar los pasillos despejados, libres de obstáculos facilitando el paso de las personas y evitando las caídas por tropiezos.
  • No sobrecargar las estanterías, delimitar correctamente las zonas de almacenamiento. Los materiales más pesados se colocarán en las zonas más accesibles.
  • Colocar el material en desuso, roto, basuras, desperdicios… en recipientes adecuados.
  • Los productos químicos deben guardarse en sus recipientes originales, claramente señalizados, y nunca en otros recipientes que puedan inducir a confusión.
  • Evitar que se produzcan derrames. Si se han producido, hay que retirarlos y limpiar la zona de forma rápida y adecuada.

 

CONTACTO ELÉCTRICO

Las instalaciones eléctricas están dotadas de diferentes dispositivos de seguridad contra riesgos eléctricos, sin embargo, es necesario tener en cuenta algunas normas básicas de seguridad:

  • Verificar el estado de un equipo o instalación antes de su uso: cables, clavijas, carcasas, etc...
  • Comprobar que los alargadores y bases de enchufe disponen del mismo número de contactos de conexión que el aparato a utilizar.
  • No alterar los dispositivos de seguridad. Para desconectar el equipo tirar de la clavija, nunca del cable.
  • No utilizar equipos ni instalaciones cuando estén mojados.
  • En caso de incidentes o avería, desconectar la corriente. No tocar directamente a una persona electrizada, desconecte la corriente y en caso de que no fuera posible, desengánchela con un elemento aislante (listón, tabla, silla de madera, etc.).
  • En caso de avería, informar al resto de trabajadores; dejar de utilizar los aparatos e impida que los demás también los utilicen.

 

RIESGOS ESPECÍFICOS

POSTURAS INADECUADAS

POSTURA DE PIE

El trabajo en los comercios, en su mayoría conlleva atención directa al público adoptando posturas de pie, tanto como dependientes como si nuestro trabajo es en la caja registradora.

Las posturas prolongadas, ya sea sentado o de pie, pueden ocasionar problemas si no se relajan los músculos posturales afectados, llegando a ocasionar problemas como:

  • Circulación lenta de la sangre en las piernas.
  • Tensión muscular constante para mantener el equilibrio, tensión que aumenta al inclinarse hacia adelante.

Estos problemas se pueden evitar adoptando una serie de medidas de seguridad que consisten en corregir los malos hábitos, adoptando posturas correctas para cada tipo de trabajo:

  • Con carácter general, el mostrador se encontrará a la altura aproximada de los codos.
  • Para reducir la tensión necesaria para mantener el equilibrio del cuerpo, es importante mantener el cuerpo en posición erguido con el tronco recto, así los discos vertebrales repartirán el peso del cuerpo de forma correcta.
  • Para reducir la fatiga de los músculos posturales, no debe mantenerse demasiado tiempo la misma posición. Se recomienda realizar movimientos suaves de estiramiento de los músculos de forma periódica.
  • En caso de tener que alcanzar o depositar objetos en estanterías a una altura superior a su cabeza utilizar una banqueta o escalera.
  • Para el caso de trabajo en caja registradora, los elementos de trabajo (teclado, escáner, cinta transportadora…) y los productos, deberán estar situados de tal manera que la mayor parte del tiempo de trabajo, los brazos estén lo más cerca del cuerpo que sea posible,es decir, sin verse obligado a estirar los brazos ni el cuerpo en exceso.

 

EXPOSICIÓN A CONTAMINANTES BIOLÓGICOS

MANIPULACIÓN DE ALIMENTOS:

En el caso de pescaderías, carnicerías, charcuterías..., donde se trabaja manipulando alimentos frescos, debe ponerse un cuidado especial, ya que un adecuado manejo, conservación y almacenamiento de los alimentos previene accidentes y enfermedades, tanto para los propios trabajadores como para los clientes.

  • Es obligatorio que cualquier persona que por su actividad laboral esté en contacto con los productos alimenticios (manipulación, reposición, recepción...), disponga del carné de Manipulador de Alimentos.
  • Mantener una escrupulosa higiene personal, manos bien limpias y uñas cepilladas.
  • No fumar cuando se manipulan estos productos.
  • No estornudar o toser sobre los alimentos.
  • En el caso de tener heridas o cortes en las manos, emplear una protección adecuada( dediles o guantes de goma)
  • Usar ropa siempre impecablemente limpia y un gorro para mantener el pelo recogido.
  • Cuidar que los productos alimenticios no entren en contacto con sustancias químicas (productos de limpieza, abonos, insecticidas, fertilizantes, etc.).
  • Vigilar las fechas de caducidad y retirar los productos caducados.
  • Vigilar asimismo la higiene y limpieza escrupulosa de los lugares donde se almacenan y de los puestos donde se expenden los productos alimenticios.

 

MANEJO MANUAL DE CARGAS

Es frecuente en el trabajo normal de una pyme comercial, el transporte y la manipulación manual de los productos destinados a la venta y almacén. Una manipulación inadecuada de las cargas puede dar lugar a numerosas lesiones que afectan principalmente a la columna vertebral. Para prevenirlas, es necesario adoptar las siguientes recomendaciones:

  • Siempre que sea posible, para el transporte de cargas utilizar los medios mecánicos disponibles en su comercio, como pueden ser los carritos o plataformas elevadoras.
  • Inspeccionar la carga antes de su manipulación, al objeto de determinar su peso y su forma, o si presenta dificultad de agarre, para poder adoptar así las medidas oportunas.
  • Mantener los pies ligeramente separados y uno adelantado respecto del otro.
  • Agarrar fuertemente la carga utilizando las palmas de las manos y los dedos.
  • Mantener los brazos pegados al cuerpo para que sea éste el que soporte el peso.
  • Mantener la espalda recta, para ello le ayudará el tener “metidos” los riñones hacia el interior del cuerpo, y la cabeza “ligeramente” bajada. Adoptando esta postura, la presión ejercida sobre la columna se reparte por toda la superficie de los discos vertebrales, reduciendo así la posibilidad de lesiones.
  • Para el levantamiento de la carga utilizar las piernas, para ello flexiónelas doblando las rodillas. En esta posición y sin llegar a sentarse tomar impulso con los músculos de las piernas y levantar la carga.
  • Evitar torcer el cuerpo con la carga suspendida. Para girarse utilizar los pies y dando pasos cortos girar su cuerpo hacia el lugar de destino de la carga.

 

RIESGOS PSICOSOCIALES

Se define el riesgo psicosocial como la posibilidad de daños a las personas o bienes, como consecuencia de circunstancias o condiciones de trabajo.

Entre los riesgos psicosociales más relevantes que pueden presentarse en los puestos de trabajo de comercio se encuentran:

  • Estrés.
  • Síndrome de estar quemado o burnout.
  • Situaciones de trato conflictivo.

La presencia de estos riesgos puede asociarse a diferentes factores:

  • El trato con el público (clientes).
  • La organización del trabajo, que incluye la propia organización del mismo y los factores ligados al medio ambiente físico de trabajo (ruido, iluminación, etc.).
  • Las características individuales del propio trabajador.

La existencia de factores de riesgo psicosocial en los puestos del comercio, hacen necesario el desarrollo de buenas prácticas que ayuden a evitar la aparición de estos factores que pueden ser desencadenantes de los riesgos mencionados, con el coste humano, económico y social que ello conlleva.

Las buenas prácticas a nivel organizacional deben centrarse en diferentes ámbitos como pueden ser:

  • Facilitar al trabajador la adquisición de habilidades que le permitan una mejor interactuación con el cliente a través de recursos informativos y formativos.
  • Planificar las tareas y la implementación de un protocolo de apoyo de los compañeros y directivos.
  • Definir de forma clara el rol del trabajador en la empresa mediante fichas de puestos de trabajo.
  • Desarrollar estilos de liderazgo que faciliten la aportación de todos los miembros de la empresa.


Redes sociales:
Documentos
Acceso restringido
Enlaces
Webs relacionadas
Riesgos laborales
CONFEDERACIÓN DE ORGANIZACIONES DE EMPRESARIOS SALMANTINOS
Plaza de San Román, 7. 37001 Salamanca
Tel.: +34 923 26 16 26 - Fax +34 923 26 00 12
prevencion@confaes.es
NOTA: El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva de la entidad ejecutante y no refleja necesariamente la opinión de la FUNDACIÓN para la Prevención de Riesgos Laborales.